Blogia
pepe-cerda

Taller de pintura.

Hace un tiempo me propusieron dar un taller de pintura y esto es lo que contesté.

Taller de pintura en los tiempos de las games boys

La pintura es una cosa que ciertos hombres se ocupan en hacer desde el principio mismo de la humanidad. El primer hombre lo fue porque tuvo miedo y memoria. Miedo a la naturaleza y memoria para contar a sus descendientes cómo se defendió de ella. Algunos, algo más tarde, se entretuvieron en garabatear en las paredes de las cuevas cómo se cazaba y cómo eran las presas. La diferencia entre el animal y ellos, era que ellos podían pintar al animal, figurarlo, exorcizarlo, imitarlo y el animal no.
Lo que pretendo decir es que la pintura es inherente al hombre desde el principio. Del mismo modo que lo es el miedo congénito a existir, cuna de la religión; la necesidad de fantasear para eludir su circunstancia y tantas y tantas fantasías que pueblan nuestra existencia.
Desde la aparición de otros medios de representar imágenes por medio de la óptica, de la que se servia la pintura desde el renacimiento, y traspasadas a soporte por medio de impresiones sobre soportes embadurnados de productos químicos sensibles a la luz, primero, y a soportes digitales después, se habla de la muerte de la pintura, por lo menos la realista, o por lo menos de su ineficacia para decir verdad. A mí me parece que dada su cualidad primigenia tiene el sitio entre nosotros más que ganado independientemente que pongamos el culo en un burro o en un mercedes para desplazarnos.
Casi todas las academias de pintura que visito tienen algo de rancio y no solo por el aceite de linaza. Es como esos hombres y mujeres que a partir de una cierta edad se siguen arreglando pero ya sin esperanza de seducir. Hay una especie de abandono, de intimo convencimiento de que ya no hay sitio. Esto, a menudo, se suele confundir con lo que los franceses llaman charme, pero no hay nada que tenga menos encanto que la sumisión a una situación que se da por perdida de antemano.
Por lo tanto mas que un programa lo que te propongo son unos cuantos puntos de los que partir (si es que acepto tu proposición).

1-El ejercicio de la pintura no es un entretenimiento ni una terapia, es un camino de conocimiento, un acercamiento al origen.

2-Pintar es traducir lo que nuestro cerebro cree ver, y después comprender, a pintura. Y no al revés, es decir intentar traducir la pintura a realidad. Un error muy común.

3-Al ponerte delante de un soporte e intentar contar lo que se ve (hacia adentro o hacia fuera) te pones en la tesitura primigenia y por lo tanto en inmediata comunicación con los que lo han hecho desde el principio de los tiempos. Por esto el más eficaz método de aprendizaje es intentar hacerlo por ti mismo y después comparar el resultado con la obra de maestros que te han precedido y copiarles las soluciones.

4-No hay ningún plazo que cumplir, ningún curso que aprobar. Cuando se quiere ir
algún sitio, mucho más importante que la decisión en el paso, la velocidad o las etapas, es el rumbo. Mi intención será pues ayudarles a decidir el rumbo.

5- No tengo ni idea, aunque si capacidad para mentirme y mentirte, de qué modo exacto llevar a cabo los puntos anteriores. Eso que se llama programa o memoria de actividades tan necesario en la administración como inútil en la vida no ha sido una de mis preocupaciones. Comprendo que te haga falta, pero yo ya no tengo ganas de mentir.

Me debato entre las ganas de contar lo que sé y la aceptación de los cursos que me propones. Nunca me ha contratado nadie y supongo que en el fondo es pudor.
Yo nunca he sabido dónde iba a estar todos los miércoles con un año de antelación y mucho menos cuánto me iban a pagar. Perdóname que comparta contigo mis dudas cuando lo que a ti te hacen falta son certezas. Yo soy un animal, como todos los hombres, cansadizo e inconstante.

Pepe Cerdá
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

elias -

estupido pepe

De Antón -

Querido Pepe: Ya veo que le has dado la vuelta a nuestra conversación, la has depurado al máximo y has hecho de ella, con tus ideas, una obra de arte en prosa. Salud, hermano.

Luis Augusto -

Genial.por fin el blog empieza a ser lo que debe:un intercambio de opiniones,con reacciones a la sesuda reflexión propuesta y participación activa del autor.Nuestro "anónimo",que empezó de provocador bien borde,se ha convertido en teórico activista,con poso cultural más que respetable.
La idea del Manifiesto,muy buena.

Javier -

Enhorabuena por vuestro coraje, que remueve las conciencias y las estimula para que piensen, forjen un criterio y lo expresen

Anónimo -

¡Qué bien!. ¿Hacemos un Manifiesto?. En mi opinión la única manera de ser completamente revolucionario hoy es tener el coraje de expresar de manera sincera un sentimiento. (io)

Pepe Cerdá -

De nada, es un placer. Vuelvo a suscribir la totalidad de lo que dices.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Anónimo -

Gracias por aguantarme.
(io)

Anónimo -

Esto les hace quedarse tranquilos mientras pergeñan la nueva chorrada para la próxima Bienal (puede consistir en una habitación vacía con una caca de perro en medio), arrobados por la caricia interesada de alguno de los eslabones del antedicho contubernio, reafirmados en su radicalismo de salón, pensando en el próximo cheque. Pero nada más incierto. Igual que a finales del XIX los impresionistas, con Manet a la cabeza, rompieron con la Academia, necesitamos un Mesías que nos guíe para destrozar el fariséico templo erigido por todos los frígidos neo-conceptualistas pseudo-duchampianos que campan por sus respetos, bendecidos por el absurdo teórico de turno. Sólo una sociedad tan adocenada como la nuestra podía permitir esta aberración. El 11S o M no son obras de arte conceptuales, son brutales tragedias que pueden desdencadenar que el auténtico artista arroje algo de luz a nuestra caverna, como hizo Picasso con el Guernica.

HOY TAMBIÉN, QUIZÁS MÁS QUE NUNCA: QUE MUERA LA ACADEMIA.

P.S.: Y que vaya por delante (o por detrás, en este caso) que soy el primer admirado, por poner sólo un brillante ejemplo, por el último montaje de Bruce Nauman en la Sala de Turbinas de la Tate Modern, y que sé que no sólo de Pintura (aunque TAMBIÉN)puede vivir el arte de hoy.
(io)

Anónimo -

El riesgo que se corre si por ventura uno osa exponer estas ideas en los absolutistas cenáculos del maligno contubernio (los papeles son claramente intercambiables)crítico-curator-galerista-instituciónpúblicaoprivadaqueponelapasta(mucha)-supuestoartista (paradigmas actuales, por citar sólo alguno de TAN larga lista: Santiago Sierra, Harold-que-Dios-lo-guarde-en-su-seno-Szeeman, etc., en realidad vale cualquiera: SON TODOS IGUALES)es -¡QUE VENGA DIOS Y LO VEA!- que se lo despachen a uno tachándolo, entre condescendientes y despectivos,de reaccionario. (io)

Pepe Cerdá -

Mi querido io:
Gracias por el comentario, a mi modo de ver, es exacto punto por punto.

Anónimo -

Querido Pepe:
La verdad es que nunca he acabado de comprender el porqué del complejo de inferioridad del pintor en la actualidad. Como si no fuera ya suficientemente complicado pretender pintar desde la honestidad, encima primero hay que obligar al pintor a autojustificarse, o a justificar la viabilidad de toda una disciplina milenaria. Parece una carga demasiado pesada para el pobre pintor, que no tiene por qué pedir perdón por pintar, ni soportar que le mire por encima del hombro cualquier gilipuertas con una cámara de vídeo e ínfulas de io-qué-sé. Otra falacia recurrente es la de la pintura "relista". ¿Por qué esa contumacia en confundir churras con merinas? ¿Qué tiene que ver Caravaggio con Nan Goldin, Velázquez con Cartier-Bresson?: NADA. ¿Qué es la "realidad"?:nadie lo sabe, ni puñetera falta que nos hace. ¿Qué tiene de "realistas" Mantegna, Piero, Tintoretto, Rubens o Rembrandt?. La "realidad" es RELATIVA, inasible, indescriptible. Antonio López se cree que pinta LA "realidad", el pobre. Creo que hay una monja en Zaragoza que pinta postales malas que también se lo cree. Si la pintura es éso, dénme, por favor, buena fotografía. Ahora bien, si la Pintura es lo que debe, no me den otra cosa. (io)

pilar -

Yo, que asisto a tus "clases" de pintura,puedo decir que no sé si aprenderé a pintar,pero que sobre la pintura, e incluso sobre la vida, sí que he aprendido.
Hiciste bien en aceptar el reto, Hasta tu has aprendido de esto,o ¿no?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres