Blogia
pepe-cerda

Ida y vuelta

Ida y vuelta A mí Madrid no me mata; a mí me cansa, me fatiga, me empacha. Ayer estuve. Viaje relámpago e intenso. A.V.E 12 de la mañana. A las 2.30, ya en Madrid, comida con Cayuela, el director de “Letras Libres”, y José Antonio de Gabriel. Le entrego unas aguadas que saldrán en el siguiente número y que ilustrarán una entrevista a Claudio Magris. Hablamos de Méjico, de Palestina (Jose Antonio es observador internacional y acaba de volver de las elecciones para elegir al sucesor de Arafat), de la ignominia de la franja de Gaza (dos millones de personas en un territorio vigilado de 40 kilómetros por 6: un campo de concentración), de la ex Unión Soviética, así hasta que Ricardo Cayuela ha de irse le esperan en la Universidad Complutense. Yo ingenuamente le pregunto:
-¿Estás dando un seminario?
-No, soy yo el que recibe las clases.
-¿Tú?, no jodas..
-Sí, ya ves, cosas de los papeles...
Esto de la universidad cada vez lo entiendo menos, pero claro el reglamento es el reglamento, pero supongo que si Fernando Alonso no tiene carnet de conducir, quizás le convaliden las clases prácticas, aunque quizás no, vaya usted a saber...En cualquier caso no me gustaría ser el profesor de literatura de Ricardo Cayuela, ¡vaya papelón!.
Paseo por Madrid. Me duelen los pies. He estrenado unos botos camperos y, lógicamente, me rozan. Los de provincias siempre que vamos a Madrid nos “mudamos”, estrenamos algo, y claro aún se nota más que somos de provincias. Como cuando los pobres van de boda. Me compro unos zapatos. José Antonio me acompaña. Luego nos vamos a tomar un café al Círculo de Bellas Artes. Después a la Academia de San Fernando; que maravilla de Museo; que Español y que poco Francés. Me gusta. De allí a casa de Cristina, la novia de José Antonio, y después a la exposición de Jaume.
Gran inauguración, no faltaba nadie. La exposición es magnífica. No se ha limitado a poner las maquetas, y los bocetos, no; ha construido un mundo por el que te obliga a deambular. La iluminación, tenue y suficiente, subraya y acaricia las piezas. Los videos cuelgan del techo y levitan en el centro de las salas. Si pueden no se la pierdan. Allí, en unos maniquíes, estaban los trajes de los desollaos; así como los originales que hice para su ejecución.
Saludo, soy saludado. Salgo a la calle a fumar, enseguida llega Plensa y Laura, y allí nos quedamos como porteros de discoteca. Como ya somos América ya no se puede fumar en ningún lado y hay que joderse de frío en la puerta de los sitios. Enseguida hacemos pandilla y de allí al bar más cercano, como siempre.
Cena de inauguración en Casa Manolo. Copas. Cuatro de la mañana.
A las seis me suena el despertador. El A.V.E sale a las siete. Amanece en los campos de Guadalajara. Nueve menos cuarto en Zaragoza. A las diez en el taller de Ibercaja. Comida con amigotes.
Vuelta a casa. Y créanme si les digo que ahora estoy un poco cansado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

ZADIG -

(Perdón, perdón... Mi impericia y la falta de formato desvirtuaron el comentario... Me aplicaré la proxima vez!)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

zadig -

HU- ÍDA
DE-
VUELTA
RE -
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres