Blogia
pepe-cerda

Ayer murió Félix

Félix murió ayer. Y ayer escribí un instante después de enterarme la entrada de abajo. Había pensado reescribirla, corregirla o matizarla. Quizás eliminarla. Pero no lo voy a hacer, así se va a quedar. Así salió y así es.

Félix murió ayer. Y yo ya no tengo con quien hablar, ya no tengo de quien fiarme como me fiaba de él. Félix quería mi bien y el bien de la totalidad de las personas que conocía. Nunca se sabrá la cantidad de proyectos, artísticos o no, que son consecuencia de su entusiasmo e inteligencia. Félix entusiasmaba a los demás, les hacía creer en sí mismos y les impulsaba hacia su destino. Ni más ni menos.

Félix murió ayer. Y con él el nexo entre cientos de personas que él unía para que las cosas fuesen posibles, agradables y amorosas.

Félix murió ayer. Y ya no regalará centenares de ideas y proyectos a cualquiera que le escuchase.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Oilar -

¡Hola Pepe! Yo no conocía a Felix, pero si te ha dolido tanto su muerte es que era alguien importante para ti. Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Jorjón -

No son buenos días. Me dueles. Un fuerte abrazo.

Luis -

Un fuerte abrazo, Pepe.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres