Blogia
pepe-cerda

Del primer retrato de un fumador de cigarrillos.

Del primer retrato de un fumador de cigarrillos.

Goya  es mucho Goya. Eso ya es sabido. Pero lo qué no mucha gente sabe es que Goya además de ser precursor de la corresponsalía de guerra, del expresionismo, del surrealismo, y de un montón de ismos más, es el primero que pinta a un tipo fumando un cigarrillo.

Ahora con la ley antitabaco encima, cuando hemos pasado de la gran remojada a la sequía, cuando fumar ya no es fardón como hace cuatro días, conviene recordar que eso de fumar cigarrillos no lo inventaron los cawboys ni la Marlboro, se inventó en Sevilla en el siglo dieciocho. Lo inventaron los mendigos y rateros recogiendo las colillas de los puros de los nobles y acomodados, desmenuzándolas y liándolas con un papel.

Es curioso como esta costumbre propia los miserables pasó a gustar a los dandys durante el siglo diecinueve, y como mutó de la categoría de vicio rastrero a la de signo de elegancia. Tanto es así que al principio del siglo veinte, el “uniforme” de la persona mundana y elegante no va a ser otro que el “smoking”, o traje de fumador.

Cosas de la propaganda.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres