Blogia
pepe-cerda

Vuelta.

Vuelta de Grazalema.

He pasado a visitar por Tribaldos a Javier Baldeón, que casi tiene terminada su casa. Lleva tres años reinando entre escombros y aprendiendo y ejecutando todos los oficios necesarios para la construcción de una casa. Ahora es un experto: albañil, yesaire, fontanero, carpintero, electricista, estructurista, y lo que haga falta. También envejece vino en su bodega en unas barricas de roble, y sabe de eso todo lo que hay que saber, además de llevar adelante su tesis de la idea de “forma” en la historia. Le eché un vistazo a su biblioteca y me mareé leyendo los títulos de los textos que maneja para la redacción de su tesis. No sé de dónde saca tanta vitalidad, tantas ganas de seguir sabiendo. Es un grandísimo tipo. Ojalá hubiera miles cómo él.

En Grazalema he tenido ocasión de conocer un poco más a Quico Rivas. Allí tiene lo que quedó de su magnífica biblioteca quemada en su casa de la sierra de Madrid. He podido echarle un rápido vistazo a un sin fin de carpetas, o dosieres , dónde tiene organizado todo lo que le ha ido interesando a lo largo de su ajetreada vida. Ahora anda preparando una exposición sobre la pintura madrileña de los ochenta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres