Blogia
pepe-cerda

Dejar, o no dejar huella; esa es la cuestión.

Mi amigo Félix Romeo ha encontrado a mi amigo José Escoda, más bien ha encontrado su estancia en Mauthausen. Es curioso las pocas huellas que dejan los hombres de vida legendaria en épocas convulsas.

Es por esto que la literatura, que es lo contrario a la literalidad, es imprescindible para que el olvido no sea total.

Cuándo pienso que hay más de cincuenta mil volúmenes sobre el cobarde de Picasso (Sí, sí: cobarde. Incrédulos lean como se comportó con su amigo Apolinaire en el “afaire” de las estatuas Etruscas del Louvre) y ni una línea sobre José Escoda, creo que la desproporción es una de las leyes fundamentales de la difusión de los hechos pasados.

En literatura, o historia novelada, o historia a secas, todos los “especialistas” corren prestos en socorro del vencedor.

 

Reproduzco los datos objetivos sobre el asunto Escoda:

 

Datos Personales

  • Nombre de la Persona:  ESCODA ESCODA, José
  • Nacido el:  23/01/1919
  • Población:  Lloar (El)
  • Provincia/Región/País:  Cataluña-Tarragona

Stalag o Prisión

  • Nombre:  XVII-A (Kaisersteinbruch)
  • Número de Prisionero:  -

Deportación

  • Fecha:  07/04/1941
  • Campo de Concentración:  Mauthausen
  • Primera Matrícula:  4626

Último Destino

  • Estado:   Liberado
  • Fecha:  05/05/1945
Lugar:  
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

paco -

Muy bien traída la comparación con Picasso y el episodio citado de las estatuas del Louvre y Apollinaire. Magistral la última frase como conclusión, la del oportunismo de los estudiosos en defensa del "ganador".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

todos nos llamamos José -

la constatación del hecho,como diría felix. Ahora ya puedes ponerte a relatar en un folio tras otro y a mano ,de seguido ,todo lo que se te ocurra sobre José Escoda y nada de colgarlo en la red a ver qué nos parece. Pues como GGM ,lo tienes en la mente como un magma en ebullición y lo único que hay que hacer es que se haga sólido en una pila de folios y dentro de muchos años,cuando alguien vuelva a habitar esa casa ,se encontrará en lo alto de una alacena una carpeta repleta de papeles y por fín saldrán a la luz. pues eso ,que no será para tí y los tuyos sino para los siguientes

todos nos llamamos José -

pues a tí te toca que no caiga en el olvido.Ya estás empezando
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres