Blogia
pepe-cerda

Humor paralímpico.

En un bar del casco antiguo de Zaragoza entran dos parroquianos. Uno es manco, parece que desde hace tiempo. Empuja con el brazo que le queda una silla de ruedas que porta al otro con las piernas amputadas por debajo de las rodillas. Por lo nueva que está la silla y por los vendajes limpios deduzco que la amputación es reciente. El camarero tartamudo les recibe con alegría.

 

-¿Qué..qué...os...pon..pon...go?.

-Qué nos vas a poner tontolaba. ¡Dos carajillos!

-¡A..a..a..ahora... os...os...po...po...podéis...en...en...en...trenar... pa...pa...para ir a...a...a...las o...o...o..olimpiadas pa...pa...paralímpicas¡.

 

El recién amputado le contesta.

 

-Si es buena idea. Y tú te vienes de locutor de radio.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

eldese -

En su obra maestra, Tratados morales, Séneca le escribe una carta a su discípulo Lucilo sobre cómo encajar los golpes que nos da la vida: "Vivir siempre en la comodidad y pasar sin una pena en el alma es ignorar la otra mitad de la naturaleza. Afirmas ser un gran hombre, pero ¿cómo lo podré saber si la fortuna no te brinda la ocasión de mostrar tu virtud? Te juzgo desdichado por no haber sido nunca desdichado. Te has pasado la vida sin adversario: ni siquiera tú mismo sabrás nunca hasta dónde alcanzan tus fuerzas. La experiencia es necesaria para el conocimiento propio".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Javier -

Jajaja ¡Feliz Navidad!

Abrazos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres