Blogia
pepe-cerda

El especialista y el diletante.

Ayer, en una especie de fiesta que siguió a la inauguración de un pintor amigo, estuve charlando con un historiador de arte. Me dijo que me leía en este blog de vez en cuando y que le divertía. Pero que no estaba tan de acuerdo con las afirmaciones que suelto tan alegremente sobre las últimas obras de algunos maestros. Le pedí perdón por la intromisión, pero creo que se me notó mucho que mi arrepentimiento no era sincero. Le dije que no pretendo aportar nada a la historiografía del arte que los historiadores tan doctamente gestionan; que tan solo pretendía explicar lo que a mí me parecía.

Le dije, también, que yo no soy historiador. Soy solamente un pintor que lleva muchos años intentando desentrañar el misterio de la obra de arte, con escasos resultados hasta el momento. Para eso he leído desordenadamente lo que ha ido cayendo en mis manos al respecto. Soy un obseso de los libros de técnicas pictóricas antiguas, de anatomía o de dibujo. También de cualesquiera libro que dé noticia de cualquier artista pretérito o contemporáneo. O de aquellos que reflexionan sobre el arte en general o en particular, siempre y cuando se expresen en castellano o francés legible y ameno para un bachiller medio, cosa que no siempre ocurre entre los especialistas que se ocupan de la cuestión, que a menudo emplean una jerga ininteligible. Pero todo esto lo leo sin orden ni concierto y sin la sistemática necesaria para hacer un trabajo serio al respecto. Tampoco lo pretendo, sólo quiero explicarme a mí la cuestión, pero sin darle excesiva importancia, como un juego.

Me replicó, que la historia del arte no es un juego, que no se puede decir nada que no pueda probarse fehacientemente y que tenía que aclarar en este blog, que lo que yo escribía era ficción y sólo ficción.

Cómo ya me estaba empezando a cargar y no tenía ganas de reñir, le agradecí su interés y me largué.

Yo confío en la inteligencia de los lectores para discernir entre los hechos objetivos y probados, y las especulaciones que yo pueda hacer. ¡Faltaría más!.

Lo que no me termino de explicar como ellos pueden llegar a las conclusiones que llegan leyendo tan solo documentos, facturas, fichas policiales y partidas de bautismo. Cómo pueden pontificar sobre pintura sin haber dado un brochazo en su vida, sin saber de la dificultad que entraña traducir el mundo a grasa coloreada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Ivani Medina -

A arte penetra em todos os segredos da vida. Foi por causa do estudo de História da Arte que finquei minha atenção nos gregos antigos. Meu interesse pela origem da nossa cultura ocidental enriqueceu-se com isto. O meio acadêmico é isento? Seus especialistas em história andam em círculos e convidam todos a isto. Quando iniciei minha pesquisa diletante acerca da origem do cristianismo, eu já tinha uma ideia formada que pode parecer esdrúxula: nada de Bíblia, teologia e história das religiões. Todos os que haviam explorado esse caminho haviam chegado à conclusão alguma. Contidos num cercadinho intelectual, no máximo, sabiam que o que se pensava saber não era verdade. É isso o que a nossa cultura espera de nós, pois não tolera indiscrições. Como o mundo não havia parado para que o Novo Testamento fosse escrito, o que esse mesmo mundo poderia me contar a respeito dessa curiosidade histórica? Afinal, o que acontecia nos quatro primeiros séculos no mundo greco-romano, entre gregos, romanos e judeus? Ao comentar o livro “Jesus existiu ou não?”, de Bart D. Ehrman, exponho algumas das conclusões as quais cheguei e as quais o meio acadêmico de forma protecionista insiste ignorar.

http://cafehistoria.ning.com/profiles/blogs/paguei-pra-ver

LG -

Llevo 4 años estudiando
historia del arte y NO HE
APRENDIDO NADA que merezca
la pena el esfuerzo.

Delia -

Querido Pepe: espero que, inteligente como eres,sabras distinguir al pelmazo cretino de la fiesta de otros historiadores del arte que, francamente, somos un encanto y nada dogmáticos. Lo de no hablar sin tener delante la partida de bautismo del autor es para que alguien nos tome en serio. Al final, como todo, se trata de una cuestión de humor.

Gatopardo -

Maestro, yo espero de ti algo más elaborado y menos obvio que ese "Cómo pueden pontificar sobre pintura sin haber dado un brochazo en su vida." porque por la misma regla de tres, si no sabes freír un huevo cómo puedes decir que se han pasado de vinagre en el escabeche o cómo puedes pontificar tú sobre crítica si no has escrito ni un pomposo opúsculo mezclando a Lacan con Wittgenstein y el simbolismo de los ocres...
Aterriza: son cretinos infatuados y punto. Los hay en todas las profesiones, pero los más bestias son los semióticos, sin punto de comparación
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Luisa -

Y aunque hubiera dado el brochazo... al fin y al cabo casi todo es especulación ¿no?

Fernando -

Algunos historiadores de arte somos una peste...

Almalé -

jajaja...

Fernando -

Aquí un doctor en Historia del Arte, proveniente de un licenciado en Bellas Artes opina exactamente lo mismo...
Feliz año

benedicto 16 -

Tu serie de textos sobre últimos cuadros es estupenda. Enhorabuena por tu libro. Iluminador.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres