Blogia
pepe-cerda

Pintan bastos.

¿Pero no habían superado los Bancos Españoles todos los  exigentes test de stress?, ¿no estaba garantizada su solvencia y liquidez en el peor de los escenarios posibles?. ¿No están garantizados nuestros ahorros por el estado?

¿Por qué ahora necesitan urgentemente otros ochenta mil millones de euros?

¿Pero no era su majestad y su familia un modelo de compromiso con España y ejemplo de todas las familias españolas?.

¿Pero qué ha pasado en este mes?

¿Por qué se nos ha despertado tan súbitamente?

Mi generación, la de Zapatero, la chiripitiflautica, ha vivido en el candor, en la creencia de que las cosas siempre han de ir a mejor. De que la bondad rige el mundo y la maldad siempre es vencida. En esto nos instruyeron nuestros mayores. Cuándo nos instruían, apenas habían pasado una veintena de años en que la guerra había devastado España y Europa. Nuestros instructores habían vivido los desastres de la guerra y querían formarnos como si nunca hubiese existido tal ignominia, tal vergüenza. Querían protegernos del odio, querían protegernos para que creciésemos en la felicidad. Tal y como se hace con los niños cuando se les instruye por medio de cuentos y se les hace creer en los reyes magos.

El crecimiento económico interrumpido desde nuestro nacimiento, allá por los sesenta, hasta hace unos años, ayudó a nuestros padres a darnos más y más caprichos. Así se paso del burro al Seat seiscientos, del refajo al bikini, del puchero al duralex y del hambre a la dieta. Nuestros padres y nosotros volvíamos a los pueblos dónde aún vivían nuestros abuelos a hacer picnic, con nuestras sillas plegables y nuestras neveras portátiles. Nuestros abuelos, enjutos, agrietados y resecos, acompañados de sus mulos y burros miraban atónitos a la pandilla de veraneantes en que se habían convertido sus descendientes. Nuestros abuelos que habían estado en la guerra de África como soldados y los padres de nuestros abuelos en la de Cuba, y nuestros tíos en la de Ifni, no tenían ni un ápice de candor, pero les parecía bien nuestra felicidad, aunque les pareciésemos un poco ridículos, pero qué se sabrían ellos si eran prácticamente analfabetos.

Pues ahora resulta que nuestros analfabetos y refajaos abuelos de los que nos reíamos porque no se fiaban de llevar el dinero al banco, porque no gastaban más de lo que tenían y porque procuraban autoabastecerse, resulta que no andaban tan desencaminaos.

Resulta también que nuestros gobernantes jamás en la historia se habían encontrado con una población tan candorosa, tan dispuesta a comulgar con las ruedas de molino de la soberanía popular, la monarquía parlamentaria y de nuestro solvente sistema financiero.

Pero para nuestra desgracia, y la de nuestros gobernantes,  la realidad, que se nutre de acontecimientos y no de voluntades políticas tal y cómo les gustaría a nuestros próceres, se nos impone súbita e incontestable.

Nuestros abuelos y padres tenían ya prevista la desgracia y por esto actuaban con cautela y no compraban sillas de camping ni acampaban en la era. Nosotros no teníamos prevista la desgracia, es más la considerábamos imposible.

Ahora, como dirían nuestros abuelos, pintan bastos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

miguel -

Ya lo decía Karl y Fidel:La historia me absolvera.
A ver si ese dictador y malisimo hombre va a tener razón
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

miguel marqueta -

Amigo Pepe ,El Primer principio de la termodinámica, reza así
“La energía ni se crea ni se destruye solo se transforma
Al Mercado le pasa igual Ni se crea ni se destruye, solo se transforma
Pero esta transformación puede ser mas lenta o mas rápida .según las zonas económicas
En España el que no se compraba un piso y contrataba una hipoteca era tonto:
Algo similar a lo que pasaba en los Estados Unidos .

Te levantas y el barril de petróleo esta por las nubes , al siguente por los suelos .
Las bolsas un día suben y al otro bajan, quizás de ahí haya surgido el termino “invertir.”
Todo el mundo dice que estamos en crisis , pero si preguntamos a la gente entienden por crisis, las respuestas son de los mas variopintas .
Según WIKIPEDIA ,Crisis es una Coyuntura de Cambios
Pero un podríamos añadir mas, cambios susceptibles y muy condicionados por el pensamiento y sentimiento humano.

La diferencia fundamental entre esta crisis y las anteriores es Internet, lo que ha acrecentado el efecto mariposa y al final las hipotecas Ninja han hecho tambalearse a la banca mundial.

Todos los Gurús, Economistas, Políticos , Periodistas y ciudadanos de a pie , a todas horas nos están recordando que estamos en crisis .
Ya lo se . no hace falta que me lo repitan machaconamente.
Es como si al que se esta ahogando le estuviesen constantemente recordando su situación
¡¡ Que se ahoga ¡¡ ¡¡Que se ahoga ¡¡
Y el ahogante respondiera
Ya se que me estoy ahogando, denme una solución, échenme un salvavidas o díganme que nade.

La economía es como andar en bicicleta, si dejas de pedalear, te caes
Lo mismo pasa con el mercado si dejas de consumir se cae.
Y es responsabilidad de todos procurar buscar las herramientas para salir de la crisis y capear el temporal como se pueda., creando productos que nos permitan ser mas competitivos para salir de la crisis reforzados .
Desde que el mundo es mundo ha habido Crisis.
La crisis del petróleo (1973) supuso un reto para la industria del automóvil, Se Comenzó hablar de ahorro energético y , energías alternativas
Nadie sale de una crisis como entra, y nuestra obligación es salir reforzados.
Y para ello hemos de poner los medios y si es necesario deberemos reinventarnos .
Que no cunda el pánico que en peores plazas hemos toreado
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres