Blogia
pepe-cerda

La rabia como energía.

Inde me propone la rabia como motor de trabajo y creación. Pero creo que la rabia no ha sustituido a la pericia y al amor como motores de creación. La rabia sirve más bien para la destrucción. En este país en el que tantas cosas se han ordenado hacer “por cojones” en el pasado sabemos algo de esto.

Otra cosa es emplear el pundonor para vencer a la pereza. Es un poco torticero pero aceptable. El asunto consiste en obligarse a hacer lo que sea. La ventaja del amor es que convierte la pesada acción de hacer y existir en placentera y , por lo tanto, no es necesario obligarse. Pero como es sabido no se pueden hacer esfuerzos amorosos o sentimentales por lo que la opción de la fuerza de voluntad es más segura aunque menos agradable.

 En cualquier caso todos estos asuntos son cosas de principiantes, como el verdadero temperamento artístico, según Chestertón. Los profesionales nos levantamos del sueño y nos ponemos a hacer. Así de simple y aburrido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Inde -

Yo no proponía, solo preguntaba. Tampoco creo que la rabia haya sustituido ni al amor, ni a la pericia, ni a ná. Ni mucho menos que tenga que ver con que te ordenen hacer las cosas por cojones.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

xime -

Bueno, pero si dejas el sueño en una cama que acoge a tu amor, el ponerte a trabajar cada día siempre es mucho más llevadero. La fuerza de voluntad se alimenta del amor en todas sus versiones (cariño, ternura, diversión, amistad...). Y me parece a mí que tú andas muy bien servido de todo esto. Y eso sí, un buen rugido de vez en cuando no va mal.

alfonso -

vivir necesita de un empleo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres