Blogia
pepe-cerda

Carta abierta de una trabajadora autonoma.

Carta abierta a ZP

 

Me cuesta encontrar una fórmula cierta para el encabezado de la carta, así que recurriré a los formalismos, a sabiendas de que no expresan mis sentimientos:

 

Estimado presidente.

 

Me presento: Soy una profesional autónoma dedicada al mundo de la restauración de monumentos. Además, y sobre todo, soy madre, madre divorciada que cuida y ama a sus hijos y pretende educarlos con responsabilidad. Ello pasa por pasar tiempo, tiempo de calidad con ellos. No eché hijos al mundo para que los críe otra persona. Y por ello desde mi circunstancia de trabajadora autónoma elegí trabajar parte de mi jornada desde casa, gracias a las posibilidades de Internet y las nuevas tecnologías, bien de madrugada o por la tarde a tiempo parcial, entreverando mis deberes con los suyos. Además tengo mi local de trabajo donde tengo instalado el laboratorio que ni me cabe en casa ni puedo tenerlo habiendo niños. Y aún creé un puesto de trabajo a media jornada de una trabajadora que hiciera lo que no llegaba yo. Y su gobierno me lo agradeció.

En definitiva trabajo en ambos sitios en un intento de conciliar mi vida laboral y familiar, un ejemplo práctico de las políticas de igualdad que su gobierno proclama.

Pero como le digo, además trabajo en restauración de monumentos. Y, aunque me llevo muestras a mi laboratorio, es cierto que a la gente le sabe mal que desmonte sus catedrales y me las lleve a casa para no tener que desplazarme a trabajar. Además, el local –y también mi casa- es pequeño y no me caben. De manera que no me queda más remedio que desplazarme hasta donde estén, lo cual conlleva tener que coger el coche y, muchas veces, más de las que me gustaría a mí, comer fuera. Bien es cierto que cuando he tenido suerte de trabajar en mi ciudad he procurado echarme la mochila al hombro e ir en bicicleta, más barato, sano y respetuoso con el medioambiente. Podríamos llamarlo economía sostenible, como también proclama su gobierno.

Sin embargo lo que su gobierno proclama no debe de valer para la Agencia Tributaria, o sea, para su gobierno, curiosa paradoja. Nunca me ha tocado la lotería pero sí resulte “agraciada” en el sorteo de inspecciones de actividad, en concreto la de 2008. No fue mal año aquel, la verdad, no puedo decir lo mismo de los siguientes. Pero Hacienda, o sea, su gobierno considera que estoy defraudando al meter los gastos de desplazamiento y manutención cuando voy a una obra o cuando meto los gastos de luz e Internet por trabajar parte de mi jornada en casa, mientras cuido a mis niños y mando informes en pdf.

Y de esta manera, me reclama una cantidad que no soy capaz de pagar, porque, como sabrá estamos en crisis y el trabajo ha flojeado. Ya ve, a mí nadie me da ayudas por pérdidas de beneficios, nadie me convoca a Moncloa a pedirme mi opinión para buscar soluciones para la crisis. De mí sólo se acuerda su gobierno para exprimirme un poco más y así poder ayudar a esos grandes empresarios que nos han llevado a la crisis, que viajan en clase Business o en Audis, comiendo en restaurantes de alguna estrella michelín y que seguramente hayan despedido a mucha gente en estos dos años. Yo creé medio puesto de trabajo. Proporcionalmente, es una barbaridad. Y tengo que pagar más por trabajar.

¿De verdad piensa que puedo comenzar la carta con un “estimado presidente”?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Burgos -

http://salmonetesyanonosquedan.blogspot.com/2011/01/facebook-en-el-reina-sofia.html
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres