Blogia
pepe-cerda

Del arrojo y de la prudencia.

Del arrojo y de la prudencia.

Supongo que le deberé a mi natural y oscense prudencia el hecho de que aún esté vivo; pero también le culpo a la sensatez de no haberme tirado sin red cuando las “ocasiones lo merecían”. Claro está que se sabe que la “ocasión lo merecía” después; "a toro pasao" todos somos muy listos. ¡Así es la vida!. Son cosas de la madurez.

 

En este oficio mío tan temerario es no arriesgarse como aplicar la sensatez por sistema. Dicho esto, que es una obviedad para todo el que trabaje por cuenta propia, se ha de saber, que es justo en el riesgo dónde está la esperanza, pero que es en el peligro cuando se ha de ser extremadamente precavido. Precavido, pero en la acción, no en la cautela apática que hace que eludamos los riesgos. He visto a muchos estamparse embriagados por la adrenalina que produce el miedo y a muchos otros perderse la vida por precaución.  De esto, de la perfecta mezcla de riesgo y cautela, saben mucho todos los nómadas que en el mundo son, y han sido, y nada conocen los sedentarios, tan temerosos cómo ávidos de tener noticia de lo desconocido. Los saltimbanquis y comediantes saben que haciendo obstentación de su falsa extravagancia conseguiran sacarles unas monedas a los tacaños publerinos.Así ha sido y así es.

 

Sin embargo en nuestros días proliferan ,cada vez más, los que dicen seguir exclusivamente los dictados de su corazón, y ya está. Que el corazón tiene razones que la razón no acierta a comprender, y toda esa milonga que está muy bien para componer canciones de éxito pero no tanto para ejercer en la vida. Yo a los que hacen ostentación de dirigirse con la emoción, les pongo en cuarentena y no les creo ni una palabra. Ya que: o son tontosdelculo; o niños de papa- que cuando se cansen de seguir sus instintos ingresaran en la empresa que les espera con los brazos abiertos-; o tardohippys argentinos o italianos que con este discursito de dejarse ir llevan un par de décadas follandose y vendiéndoles pulseras a las que van con sus moscosos a Ibiza, o desertores de la fábrica o el arado que para no ser absorbidos por: las cuarenta horas semanales, más extras, la novia regordeta y la entrada del pisito, o adosao, deciden tirar por la calle de en medio y convertirse en una especie delincuente tolerado en las sociedades con el suficiente nivel de renta; como son el ir de: actor, poeta, músico, artesano, artista- en cualquiera de sus variedades- y un sin fin de actividades no renumeradas, salvo error o subvención, posibles en la tardodemocracia. En todas las profesiones que acabo de enumerar, por vocacionales, no es necesario ganar dinero para ejercerlas; cosa absolutamente inaudita en las profesiones decentes. Nadie es albañil, o abogado, o tornero si no ingresa dinero por ello; pero se puede ser poeta, o actor, o artista, sin haber ganado un céntimo en toda la vida por el ejercicio de la profesión. Es más, lo de no ganar dinero les legitima, por puros, para pontificar sobre lo que és en esencia la profesión que tan fantasmagóricamente ejercen. Y son precísamente los de este tipo los que conforman las "asociaciones profesionales de artes plásticas; o escénicas; o lo que toque". Como diría Trillo:-"¡Manda huevos!. O como digo yo: "-las putas que se corren y los abogaos que se acaloran; no sirven para el oficio".

Se  convierten en esto los blandos, los precavidos, claro está, los que no tienen huevos para ser un autentico delincuente a secas e ir a por todas. Estos son los únicos que pueden tener verdadero Éxito, así con mayúsculas, o autentico fracaso del de verdad, del absoluto: el carcelario. Los demás ahí andamos esperando ser los elegidos, cuan mises, o cuan señoritas españolas de los años cincuenta que se pasaban sus años lozanos sentadas con las rodillas muy juntas en los bailes esperando que alguien las sacase a bailar.

*La foto la he puesto para hacerle la competencia a Antón Castro, que viene pegando en su blog  fotos de estupendas señoritas de ayer y hoy. Como no le quería copiar he pegado esta, que si bien no es de la belleza formal de las que él elije no se le puede negar el impacto visual. Es de un bloger americano que da gloria verle....

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Facundo -

A la mierda estas echo un a vaca

Gatopardo -

No sé qué atávico instinto me ha ce desconfiar de quien exhibe el catálogo de sus emociones en crudo, sin templar y sin elaborar, reivindicando la sinceridad.
Eso de las emociones me parece producto de una mala educación y de un sistema hormonal estropeado.
Respecto al riesgo de dejarse llevar por ellas, si van en dirección al abismo jamás interfiero, porque creo en la justicia expeditiva.
Ser artista no es excusa para ser un tontolaba histriónico. Haces bien en tascar el freno cuando te viene la tentación de ser estrafalario. Demuestra que eres profundamente piadoso con la humanidad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Teresa -

jajajaj, pero qué bruto eres!! hombre, yo algo de tontadelculo tengo o será que me he cansao de esperar ya...

besicos

Javier B. -

La gente ya ni se molesta en filosofar ni en rebatir las ideas que considera injustas o mejorables. Siempre está por medio el miedo a perder el confort, y el posicionarse abiertamente con una idea supone el ser mínimamente coherente de cara al exterior, lo que no suele apetecer demasiado.
Los "delincuentes tolerados" que dices tú es dificil que puedan vivir toda la vida de su arte en esta tierra. Por eso tendrán que recurrir tarde o temprano a sustentos más prosaicos que no querrán aceptar, pero no les quedará más remedio a muchos de ellos. Otros podréis seguir viviendo de vuestro arte. Sois afortunados. Tal vez sea porque habéis sido tenazmente osados.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres